El rastro de Madrid

0
222

El rastro es uno de los mercadillos más conocidos de todo Madrid y de España; se prepara al aire libre y, para poder disfrutar de todo lo que nos tiene que ofrecer, tan solo podemos visitarlo los domingos, o bien en algunos festivos importantes (aunque no en todos). Se considera como el centro histórico de Madrid por excelencia.

Mapa y ubicación del Rastro de Madrid

el rastro de madrid
Y es que estamos hablando de un mercadillo muy característico con una tradición de nada mensos que 400 años de historia a sus espaldas. En él podemos encontrar toda una serie de objetos que seguro que nos interesan: desde algunos clásicos que nos ayudarán a revivir épocas antiguas, hasta otros más modernos que nos pueden servir en nuestro día a día.

Para poder acceder a este mercadillo, tendremos que acudir a la Ribera de Curtidores; se trata de una cuesta pronunciada en dónde se sitúan todos y cada uno de los puestos. Aquí podemos comprar desde ropa, muebles, artículos de cocina e, incluso, hasta la tecnología más puntera.

Descubre algunas de las particularidades de El Rastro

Algunas de las partes más importantes de El Rastro

Y es que el mercadillo es tan grande que es importante que conozcas las zonas más características:

Por ejemplo, deberíamos conocer la Calle Fray Ceferino Gonzáles que recibe el nombre de “la calle de los pájaros”. Y esto tiene su sentido ya que, en la antigüedad, se utilizaba para poder vender pájaros de manera ambulante, aunque también se vendían otro tipo de animales. En estos momentos también se sigue la tradición, aunque, lógicamente, de manera legal. En estos momentos podemos encontrar algunas tiendas especializadas que se encargan de realizar este tipo de trabajo.

Otra de las calles que debes de conocer es la calle de san Cayetano, también conocida popularmente como la calle de los pintores. Si nos pasamos por ahí, podemos encontrar una gran serie de locales en dónde podemos comprar desde cuadros muy buenos, hasta materiales para que nosotros también podamos dar nuestros primeros pasos en este mundo artístico tan conocido.

La Calle de las Rodas y la Plaza del Campillo del Mundo Nuevo son zonas que se especializan en el ocio en general: por ejemplo, podemos comprar revistas, juegos de cartas, cromos, así como algunos elementos que están plenamente relacionados con el coleccionismo.

Finalmente, te queremos recomendar que también hagas una visita a la Calle de Carlos Arniches que se especializa en la comercialización de libros antiguos.

Conoce su historia

Aunque a la mayoría de los mercadillos se les da el nombre de Rastros, lo cierto es que en este caso especial tiene su razón de ser; y es que recibe este nombre precisamente debido a la zona de la ciudad que ocupaba. Antiguamente, cerca del lugar se encontraban las curtidurías, y estas estaban muy próximas al matadero.

En el momento en el que se produciría el traslado de los animales al matadero, estos tenían que pasar por las curtidurías; en el momento en el que esto pasaba, era común que los animales fueran dejando un rastro de sangre.

Debido a ese rastro tan particular, el mercadillo terminó adoptando el nombre de Rastro.

Ahora que ya conoces todo lo que El Rastro es capaz de ofrecerte, es una de las cosas imprescindibles de que ver en Madrid.

Compartir
Artículo anteriorPuerta del Sol
Artículo siguienteLa Alhambra

Dejar respuesta