Zaragoza

Que ver en Zaragoza

Zaragoza es una ciudad acogedora y vibrante, sus gentes te recibirán con hospitalidad, no dejes de visitarla.

Si deseáis conocer bien la ciudad de Zaragoza necesitaréis de bastante tiempo porque esta pequeña joya a orillas del río Ebro guarda restos de un pasado histórico y artístico que, a lo largo de 2.000 años, ha dejado huella tanto en la población como en sus habitantes. En este artículo os guiaremos un poco sobre los monumentos más representativos de la ciudad.

El punto de partida siempre debe ser la zona más representativa y latente de la ciudad, sin duda la Plaza del Pilar, donde nos encontraremos con un conjunto monumental único formado por:

· La Basílica del Pilar: uno de los santuarios marianos más célebres del mundo y lugar de peregrinación durante muchos siglos. La Virgen del Pilar es patrona de España y de muchos lugares de Hispanoamérica. No en vano, un 12 de octubre de 1492, festividad suya, Cristóbal Colón descubrió América.

el pilar zaragoza

El templo es un edificio barroco comenzado a construir en 1681, flanqueado por cuatro torres y con fachada principal neoclásica. En su decoración interior participaron artistas tan importantes como Bayeu o Francisco de Goya.

La Catedral de la Seo: tendremos que recordar que El Pilar no es catedral, sino basílica. La Catedral está situada en la misma plaza y conserva su antiguo nombre de la Seo, un templo gótico con decoración plateresca y barroca. Su interior está distribuido en cinco naves con capillas laterales.

• La Lonja: maravillosa muestra de la arquitectura renacentista, actualmente es una sala de exposiciones y actos protocolarios.

Ya en la ciudad la riqueza histórica de Zaragoza nos llevará de las Murallas romanas construidas en el siglo III al Palacio de la Aljafería, residencia real de los reyes musulmanes en Zaragoza durante el siglo XI. También podremos disfrutar de numerosas obras de la arquitectura civil, como el Palacio de Argillo en la plaza de San Felipe, el Palacio de los Condes de Sástago, actual sala de exposiciones o La Audiencia en la calle Conde de Aranda.

Si queréis emplear vuestro tiempo en visitar museos, los más destacados son el Museo Provincial con una importante muestra de obras de Francisco de Goya o el Museo Pablo Gargallo donde encontraréis obras contemporáneas.

La tarde la podéis dedicar a las compras en el Mercado Central, un bello ejemplar de arquitectura modernista en Zaragoza, un paseo por las orillas del Ebro, desde donde se admiran los puentes que lo cruzan como el Puente de Piedra construido en el siglo XV en piedra de sillar, o visitar alguno de los monumentos que quedan en la periferia como la Cartuja del Aula Dei, donde se pueden apreciar unos magníficos frescos de Goya.

ruinas-de-la-muralla-romana-y-la-torre-zuda-zaragoza

Pero la belleza de esta provincia no se limita solo a su capital. Así que si queréis hacer una pequeña escapada desde allí numerosas rutas os llevarán a visitar pueblos tan singulares como Calatayud, con sus torres mudéjares y sus calles empinadas, Cariñena localidad de origen de los vinos más importantes de la región, Fuendetodos cuna del pintor Francisco de Goya o Daroca ciudad monumental.

—> Naturaleza en Zaragoza TOP 15 sitios para no perderse  <—-

No os lo penséis más, Zaragoza tiene mucho que ofreceros y vosotros mucho que visitar.

Que hacer en Zaragoza

Zaragoza es una ciudad donde se pueden hacer numerosas cosas para llenar el tiempo de ocio. El carácter alegre de sus gentes y los numerosos espacios culturales que presenta hará imposible que te aburras en la ciudad. Veamos algunos.

Pasear por la ciudad es pasear por 2.000 años de historia y ver el legado que civilizaciones como los romanos, musulmanes, judíos y cristianos han dejado. Aparte de los monumentos de rigor a visitar como la Basílica del Pilar, la Seo o la Aljafería, hay otros pequeños museos que no te dejaran indiferente

Museo Pablo Gargallo: situado en el Palacio de los Condes de Argillo, en él se expone una muestra de 177 obras de este autor aragonés entre esculturas, dibujos y cartones, además de tener un amplio programa de actividades con numerosas propuestas didácticas y organización de exposiciones temporales.

Dirección

Plaza de San Felipe nº 3

50003 Zaragoza

Teléfono: 976 724 922

Horario

Martes a sábado y Festivos de 9 a 21 h, domingos de 9 a 14 h, lunes cerrado

• Museo del Foro de Cesaraugusta: se localiza baja el suelo de la plaza de la Seo, en su interior alberga los restos arqueológicos hallados en las excavaciones realizadas durante los años 1988-91. Muestra el núcleo vital de la Zaragoza romana.

Dirección

Plaza de la Seo nº 2

50001 Zaragoza

Teléfono: 976 399 752

Horario

De martes a sábado de 10 a 14 h y de 17 a 20 h, domingos y festivos de 10 a 14 h, lunes cerrado

• Museo Pilarista: situado en la sacristía de la Basílica del Pilar, acoge una gran muestra de arte religiosa con objetos que van desde el siglo XVI al XVIII, pinturas, esculturas, custodias, imágenes procesionales y los mejores mantos y joyas de la Virgen del Pilar.

Dirección

Plaza del Pilar s/n

50003 Zaragoza

Teléfono: 976 397 497

Horario

De lunes a domingo de 9 a 14 h y de 16 a 19

Después de la Expo de 2008 Zaragoza ganó una serie de espacios lúdicos como el Parque Metropolitano del Agua, una gran área de recreo y pulmón verde de la ciudad que está lleno de posibilidades de diversión deportivas y culturales, podrás pasear por sus avenidas y disfrutar de los jardines acuáticos, practicar golf o descansar en la Playa fluvial.

Si lo tuyo es el encuentro con la naturaleza no te pierdas el Galacho de Juslibol a cinco kilómetros de la ciudad, es un espacio de alto valor paisajístico, ecológico y cultural. Así mismo el Galacho de la Alfranca es el refugio de pequeños ánades y cuenta con una riqueza forestal en álamos, chopos y sauces.

Otro espacio singular es el Canal Imperial de Aragón, una gran obra de ingeniería del siglo XVIII cuyo objetivo era comunicar el mar Cantábrico con el Mediterráneo y de cuyo entorno natural se puede disfrutar en sus márgenes cubiertos por vegetación, donde viven numerosas especies animales.

Si llegas a Zaragoza con niños una de las atracciones más divertidas para ellos es un paseo en el Megabús, un autobús turístico infantil que recorre los lugares y monumentos más emblemáticos de la ciudad. La visita la realizarán con una loca directora de cine que busca los escenarios más representativos de Zaragoza para rodar una imaginaria película, grandes y pequeños se divertirán con sus ocurrencias. Los billetes se venden la Oficina de Turismo de la Plaza del Pilar o en el mismo autobús. Es gratuito para menores de 5 años. Otra actividad para niños y papas es un paseo guiado por las orillas del Ebro en el Bizi Tour.

Si lo que buscas es completar tu estancia en Zaragoza con una velada en el teatro los principales y donde encontrarás las mejores propuestas de espectáculos son:

• Teatro del Mercado: Plaza de Santo Domingo s/n Teléfono: 976 437 662

• Teatro Principal: Plaza José Sinués nº 2 Teléfono: 976 296 090

• Sala Multiusos del Auditorio de Zaragoza: C/ Eduardo Ibarra nº 16 Telf: 976 721 300

Y para terminar solo nos queda recomendarte que visites Zaragoza en cualquier época del año pero especialmente durante las Fiestas del Pilar donde un ambiente de diversión, conciertos, música y el colorido que dan a la ciudad las Peñas y las comparsas de Gigantes y Cabezudos te mostraran el corazón y la alegría de los zaragozanos.

Que comprar en Zaragoza

Zaragoza, como muchas otras ciudades de España, ofrece una gran oferta en comercios y mercados. Una tarde de compras o una mañana de domingo buscando gangas en sus mercadillos al aire libre son otra forma de disfrutar de esta ciudad.

En Zaragoza abundan más las zonas y calles con pequeños comercios de toda la vida que las grandes superficies. De entre las primeras, las más frecuentadas son las de la Plaza del Pilar que, por su carácter turístico, es el punto ideal para encontrar pequeños recuerdos relacionados con la ciudad, imágenes de la Virgen del Pilar, objetos artesanales y pequeños recuerdos que llevar a la familia y amigos.

Otras calles para las compras de todo tipo como ropa, zapatos, decoración, libros, etc. son el Paseo de la Independencia, principal avenida de la ciudad (sus aceras con soportales albergan tiendas, cafeterías y restaurantes); las calles Alfonso I y Don Jaime I, con más de 150 tiendas de ropa, joyerías o calzado; la Calle Delicias, que da nombre a todo un barrio con una gran tradición en compras, y el Paseo Sagasta con los comercios más tradicionales de la ciudad que conviven con el moderno Corte Inglés en una de sus calles paralelas.

Si tus preferencias van hacia los grandes centros comerciales porque quieres encontrar de todo en la misma superficie, además de tener la oportunidad de almorzar al acabar tus compras y acceder al sitio con tu propio vehículo sin problemas para aparcar, Zaragoza también cuenta con estos grandes espacios de los que destacaremos:

  • Centro Comercial GranCasa: con 202.000 m², 3.000 plazas de aparcamiento y 170 comercios, obtuvo el premio al mejor centro comercial de España en 1998, y se encuentra en la Av. María Zambrano nº 35
  • Centro Comercial Augusta: cuenta con 120 comercios, entre aquellos dedicados a la moda, restauración, hogar y ocio y se complementa con un gran Carrefour. Está situado en la Av. de Navarra nº 180
  • Los Porches del Audiorama: Plaza del Emperador Carlos 8
  • Centro Comercial Independencia: Paseo de la Independencia 24-26

En Zaragoza se pueden encontrar también pequeños mercadillos al aire libre los domingos por las mañanas, como el Rastro que se instala en el aparcamiento de la zona sur del recinto Expo y donde se pueden adquirir ropa y complementos a precios populares, o el mercadillo filatélico y numismático de la Plaza San Francisco, situado en los porches de dicha plaza. Y si eres aficionado a las antigüedades, en Zaragoza las podrás encontrar en el mercado matinal de la Plaza de San Bruno.

Y nada mejor para obsequiar o bien una compra para el propio hogar que los productos gastronómicos típicos de la provincia como el vino de Cariñena, los melocotones de Calanda o el aceite del Bajo Aragón. El mejor sitio para adquirirlos es sin duda el Mercado Central de Zaragoza, conocido también como Mercado de Lanuza, edificio modernista de finales del XIX, plaza de abastos central de toda Zaragoza y lugar donde podréis encontrar todo tipo de productos frescos.

No os lo penséis más, hacer un alto en las visitas turísticas de la ciudad y visitar la numerosa oferta comercial. Vuestros amigos esperan que les llevéis un obsequio de vuestra estancia en Zaragoza.

Su ubicación a medio camino entre las grandes capitales, Madrid-Barcelona y Valencia-Bilbao, hace de Zaragoza un lugar de paso y de encuentro que se ha visto desarrollado especialmente desde que en 2008 celebrara la Exposición Internacional.

La ciudad ofrece una amplia oferta cultural y patrimonial al visitante, museos, espacios al aire libre, actividades urbanas, fiestas, folclore, gastronomía, Zaragoza lo tiene todo para que disfrutéis de unas vacaciones o una pequeña escapada de fin de semana.

Tres son los rasgos que han marcado esta ciudad. El primero geográfico, el río Ebro, arteria principal de toda la provincia que a su paso por la capital la ha dotado de una vía de comunicación, regadío y desarrollo. El segundo es un hecho religioso, cuenta la leyenda que a orillas del río Ebro se le apareció la Virgen al Apóstol Santiago para darle ánimos cuando este se encontraba evangelizando España en el año 40.

Allí donde se apareció se construyó una de las basílicas más bellas y la Virgen recibió el nombre del pilar sobre la que la vio el Apóstol, la Virgen del Pilar, patrona de Zaragoza, de Aragón y de España.

Y el tercer hecho que ha dejado huella en esta ciudad ha sido la Guerra de la Independencia, que sumió a Zaragoza en un terrible sitio donde los zaragozanos resistieron con valor a las tropas francesas y aunque al final la ciudad fue tomada, su heroicidad ocupa páginas en los libros de Historia.

En un paseo por la ciudad se pueden ver las huellas de las diferentes etapas históricas por las que ha pasado: las murallas romanas, el foro de CaesarAugusta, el castillo medieval de la Aljafería, el Barroco de la Basílica del Pilar, el Renacimiento de la Lonja de Mercaderes, los monumentos neoclásicos levantados a los Sitios de Zaragoza…

Y no nos podemos olvidar de los pueblos de su provincia donde conviven tradición y cultura: Fuendetodos, localidad natal de Francisco de Goya, Calatayud, levantada en un emplazamiento árabe, Daroca con sus famosos Corporales o las Cinco Villas históricas del Reino de Aragón.

EL CLIMA

Su clima es Mediterráneo Continental con inviernos fríos, sin ser extremadamente radicales sus temperaturas, pero sí podemos encontrarnos en enero y febrero heladas y días bajo cero. En cambio, los veranos son muy calurosos y los termómetros pueden rozar los 40°

GASTRONOMÍA

La gastronomía zaragozana está marcada por el uso de sus frutas y verduras, pimientos, cebollas dulces, cardos o la borraja del Valle del Ebro, que dan singularidad a sus platos. También la carne es uno de los productos más consumidos en esta provincia, destacando recetas como el pollo al chilindrón, el cordero a la pastora, el ternasco asado o el lomo de cerdo a la zaragozana.

Zaragoza es una zona de producción de remolacha azucarera por lo que sus postres típicos son extraordinariamente dulces y nutritivos. Destacaremos los turrones, los roscones o los mostillos, unas pastas elaboradas con mosto.

Como recuerdo para amigos y familia no deje de adquirir los caramelos típicos llamados “adoquines” debido a su enorme tamaño. Están envueltos en papeles coloridos y llevan escrito en su interior una coplilla alusiva a la ciudad y a la Virgen del Pilar. Otro dulce muy lustroso para regalo son las cestitas de Frutas de Aragón, pedacitos de fruta escarchada recubierta de chocolate, deliciosas.

Y no nos podemos olvidar de sus caldos, ya que esta región es también conocida por sus buenos vinos como los de Cariñena, Borja, Paniza, Lecera o los del Valle del Jalón.

FIESTAS Y FOLCLORE

Los pueblos de la provincia de Zaragoza festejan sus patronos y santos más representativos a lo largo del año. Muchas de estas celebraciones son de gran interés y colorido, así son dignos de visitar el Corpus de Daroca, San Juan de Ejea de los Caballeros, San Pedro en Gallur o la Alfonsada de Calatayud. Pero sin duda las fiestas grandes son las que se celebran en la capital el 12 de octubre, la Virgen del Pilar.

Durante la semana de las Fiestas del Pilar, Zaragoza se transforma: pasacalles, corridas de toros, actos teatrales, conciertos, animación para los más pequeños, muestras de artesanía y muchos más festejos llenan esos días. Pero si hay que destacar tres momentos serían:

  • Ofrenda de flores: se comenzó a celebrar en 1958 a imagen de la que se realizaba en Valencia. Es el acto más multitudinario, miles de personas desfilan hasta la Basílica, ataviadas con los trajes típicos y portando ramos de flores con los que confeccionar un manto a la imagen.
  • Gigantes y Cabezudos: niños y mayores corren junto a estas comparsas que se remontan a la Edad Media
  • Certamen Oficial de Jota aragonesa: bailes y voces que hacen vibrar a un público volcado con su cultura.

Como llegar a Zaragoza

Zaragoza tiene una situación estratégica en cuanto a comunicaciones, ya que dista una media de 300 km de las principales provincias españolas, Madrid, Barcelona, Valencia y Bilbao, además de ser la puerta de Europa hacia España por lo que sus infraestructuras en transportes son básicas para una buena comunicación y relación.

POR CARRETERA

La red de autopistas tiene en Zaragoza un cruce de caminos. Es el enlace entre Cataluña, País Vasco, Levante y la meseta castellana. Cuenta con las autopistas de peaje AP-2 a Barcelona y AP-68 a Bilbao, la autovía de Aragón A-2 con Madrid y la futura autovía Somport-Sagunto, de la que se encuentran ya abiertos varios tramos y que en un futuro próximo enlazará Valencia con Francia a través del Pirineo Aragonés.

De igual importancia son las nacionales N-232 Santander-Logroño-Zaragoza-Vinaroz, N-330 Zaragoza-Teruel.

Dentro de la capital, dos cinturones periféricos facilitan las entradas y comunicaciones internas. Para estacionar su vehículo la ciudad dispone de varios aparcamientos situados en la Plaza del Pilar, avenida César Augusto, Plaza Salamero, Plaza San Francisco, calle San Clemente, Plaza Paraíso, Puerta del Carmen, calle Santa Catalina, estación de Delicias, Plaza de España, porches Audiorama, calle Cardenal Gomá y Plaza de toros.

POR AUTOBÚS

Zaragoza además de estar conectada por autobús con diversas ciudades españolas también enlaza con líneas europeas y del Norte de África.

Estación Central de autobuses de Zaragoza

Av. de Navarra nº 80

50011 Zaragoza

Teléfono: 902 490 690

POR FERROCARRIL

La ciudad ha mostrado un gran desarrollo con la reciente llegada del tren AVE. Para ello se ha creado la nueva Estación Delicias, que es la puerta de llegada y salida del AVE. Esta estación, terminada en 2003, es un ambicioso proyecto que cuenta además con estación de autobuses, centros comerciales, de negocio y dos hoteles.

Tiene conexiones con la ciudad a través de las líneas de autobús 51, Ci1, Ci2, 21,25,27 y 42; también dispone de parada de taxis en el exterior.

• Línea AVE Madrid-Zaragoza-Camp de Tarragona-Barcelona

• Línea AVE Madrid-Zaragoza-Huesca

Estación Intermodal de Delicias

Avenida de Navarra s/n

Información y reservas: 902 240 202

Los trenes de cercanías, así como los de media distancia de los corredores Huesca-Canfranc, Monzón-Lérida, Caspe-Barcelona y Teruel-Valencia utilizan las instalaciones de la nueva estación del Portillo situadas en la parte posterior de la vieja.

POR AVIÓN

El aeropuerto de Zaragoza está situado a 10 km al suroeste de la ciudad, y cuenta con buenos accesos por carretera, por lo que el tiempo en llegar con vehículo propio es en torno a los 15 minutos.

Remodelado en 2008 con motivo de la Expo, mueve gran tráfico regular, vuelos chárter y transacciones comerciales y mercantiles. Desde Zaragoza varias compañías operan vuelos que unen a la capital maña con Madrid, Palma de Mallorca, Tenerife, Santiago de Compostela, Málaga, Sevilla, Lanzarote y capitales europeas como París, Londres, Frankfurt, Bérgamo, Roma y Lisboa.

El aeropuerto cuenta con una línea de autobuses públicos que lo conectan con el centro urbano finalizando en el Paseo María Agustín. La duración del trayecto con las diferentes paradas es de 45 minutos.

Teléfono del aeropuerto atención al cliente: 902 404 704

Teléfono de Agreda Automóvil, autobuses Zaragoza-aeropuerto: 902 490 690

Pueblos de Zaragoza

La extensión de la provincia de Zaragoza hace que se divida en diecisiete comarcas con numerosos núcleos urbanos importantísimos todos ellos por su historia y tradición, desde aquí vamos a tratar de indicaros los más conocidos y turísticos.

Aranda: la desforestación de esta comarca la ha llevado a buscar su medio de vida en la industria del calzado, su capital es Illueca donde podemos encontrar el castillo del Papa Luna, hijo ilustre de esta localidad. Otros núcleos importantes de la comarca de Aranda son Brea de Aragón junto al río Aranda, Gotor pueblo mudéjar, o Pomer a sus 1,107 metros sobre el nivel del mar es uno de los municipios más altos de Aragón.

Bajo Aragón-Caspe: su territorio se adentra en Cataluña, cuenta con seis municipios Caspe junto al Mar de Aragón, Chiprana, Fabara, Fayón, Maella y Nonaspe.

Bajo Cinca: solo cuenta con una localidad Mequinenza que se encuentra en la confluencia de los ríos Ebro, Segre y Cinca lo que junto al Mar de Aragón le da unas enormes posibilidades de desarrollo a este municipio. Sus habitantes hablan catalán.

Campo de Belchite: quizás la comarca más marcada por su historia contemporánea, su capital Belchite ha quedado marcada en la memoria colectiva por la dramática batalla que vivió durante la Guerra Civil española y en uno de sus pueblos Fuendetodos nació el pintor aragonés más universal Francisco de Goya y Lucientes.

Campo de Borja: es el acceso natural al Moncayo lo que hace que sea una zona rica en fauna y flora. Las vides que crecen en esta zona dan lugar al vino con Denominación de Origen Campo de Borja. De entre todos sus municipios destacaremos su capital Borja que conserva un casco urbano formado por un conjunto de edificios característicos de la arquitectura aragonesa de los siglos XVI y XVII.

Campo de Cariñena: ente los cursos de los ríos Jalón y Huerva caracterizada por el monocultivo de la vid la cual da los vinos de Denominación de Origen Cariñena cuyas bodegas se pueden visitar en el municipio de Cariñena. Otro pueblo de esta comarca de interés turístico es Muel conocido por su tradicional cerámica.

Campo de Daroca: en esta zona destaca su paisaje y su naturaleza protagonista de la cual es la Laguna de Gallocanta un refugio en invierno para miles de aves que llegan aquí procedentes del norte de Europa. Daroca bien vale una visita a su conjunto fortificado entre los siglos XII y XVI y que se conserva casi en su totalidad

La Cinco Villas: llamada así porque, aunque tiene más municipios, destacan las cinco poblaciones medievales que marcaron su historia, Sos del Rey Católico, Uncastillo, Sadaba, Ejea de los Caballeros y Tauste, recorrerlas es conocer la historia de Aragón.

Calatayud: en el corazón del Sistema Ibérico y con ricas vegas cubiertas de frutales en esta comarca nos encontramos con varios municipios atrayentes para el turismo, como su capital Calatayud con una herencia romana y árabe, Jaraba y Alhama de Aragón con balnearios termales y el Parque Natural del Monasterio de Piedra un vergel formado por el río Piedra.

Hoya de Huesca: limita con la provincia de Huesca destacaremos Murillo de Gállego un enclave fortificado de la Alta Edad Media y Santa Eulalia de Gállego en la Sierra Estronad.

Jacetania: limita con Navarra y Francia, su pueblo más atractivo es Salvatierra de Esca junto al valle del Roncal.

Monegros: territorio poco poblado y desértico formado por cerros, llanuras y barrancos, cuenta con seis localidades Bujaraloz, Farlete, La Almolda, Leciñena, Monegrillo y Perdiguera.

Ribera Alta del Ebro: ente la ribera del Ebro y el Jalón, destacan los municipios de Alagón con su casco medieval y Gallur junto al Canal Imperial de Aragón.

Ribera Baja del Ebro: aquí el Ebro forma unos retorcidos meandros que forma un hermoso paisaje a partir de pueblos como La Zaida o Alborge.

Tarazona y el Moncayo: comprende desde la Sierra del Moncayo a la depresión del Ebro, en esta zona se encuentra el Monasterio de Veruela en Vera de Moncayo.

Valdejalón: regada por el río Jalón se caracteriza por sus fértiles huertas. Su capital es La Almunia de Doña Godina, otros pueblos son Épila, La Muela y Caltorao.

Zaragoza: formada por la capital y otros municipios aledaños como Nuez de Ebro o Zuera.

Una extensa tierra rica en contrastes e historia que bien merece más de una visita. Decídete y descubre Zaragoza y los pueblos que forman su provincia.

Un poco de Historia

Zaragoza, cruce de caminos e importante ciudad asentada a orillas del río Ebro, ha sido desde siempre un punto básico para los diferentes pueblos que la han ocupado. Su desarrollo y el carácter de sus gentes a hecho que Zaragoza haya vivido diferentes episodios históricos.

La ciudad está llena de restos arqueológicos. Los más antiguos fechan a los primeros pobladores en la Edad del Hierro y se sabe que, antes de la llegada de Roma, el lugar estuvo ocupado por la etnia íbera de los sedetanos que formaron el poblado de Salduie.

En el año 15 a. de C., y coincidiendo con la reorganización de las provincias de Hispania por Augusto tras su victoria en las Guerras Cántabras, se funda sobre la ciudad íbera sedetana la colonia Caesaraugusta, siendo la única ciudad romana que gozó del privilegio de ostentar el nombre completo de su fundador. Caesaraugusta será una colonia inmune, es decir, gozará del derecho para acuñar moneda y estará exenta del pago de impuestos.

La ciudad conoce un periodo de esplendor durante los siglos I y II d. de C., donde se realizan numerosas obras públicas como el foro, el puerto fluvial, las termas o el teatro. Pero Caesaraugusta cae con el resto del Imperio romano, y en el año 472 es ocupada por los visigodos.

Su posición estratégica la hace ser foco de varios asedios y luchas durante la Edad Media. En 1134 Alfonso VII de León y Castilla ocupa la ciudad de Zaragoza, que es recuperada dos años después por el Reino de Aragón. Testigo de ese breve paso castellano leonés es el león rampante que protagoniza el escudo de la ciudad.

A partir del siglo XIV la ciudad se empieza a desarrollar económicamente con actividades basadas en la agricultura y la ganadería, que van a hacer que aparezcan numerosos gremios y se instale en Zaragoza la ceca para la acuñación de moneda tanto de cobre como de oro.

La ciudad fue creciendo y en el siglo XVI se hizo necesaria una renovación urbana. La actividad textil y agrícola hace desarrollarse en Zaragoza una burguesía mercantil que construye edificios palaciegos en estilo renacentista, además de promover obras para la expansión comercial como la Lonja de Mercaderes o la Acequia Imperial.

La expulsión de los moriscos, las malas cosechas, la peste y la repercusión de la guerra de Secesión catalana propician que Zaragoza inicie un periodo de decaimiento en los siglos XVII y XVIII, y que termine con su total derrumbe a principios del XIX con la Guerra de Independencia.

Con la invasión de las tropas francesas, Zaragoza sufrió dos sitios heroicos. El primero del 15 de junio al 14 de agosto de 1808, y el segundo del 30 de noviembre al 22 de febrero de 1809, que dejaron miles de muertos y un estancamiento económico, demográfico y urbanístico del que le fue muy difícil salir.

A mediados de siglo se inicia un proceso industrializador del cual va a ser gran impulsor la llegada del ferrocarril en 1861, con el que la ciudad se convierte en el centro de comunicaciones de todo el nordeste peninsular.

El siglo XX se presentó como una época de industrialización y crecimiento económico. Se crearon nuevas industrias, como la Azucarera de Aragón y la Azucarera del Gállego, empresas de electricidad como Eléctricas Reunidas de Zaragoza y bancos como el Banco Zaragozano o el Banco de Aragón.

Pero esa bonanza económica terminó con el estallido de la Guerra Civil española y su posterior postguerra, caracterizada por años de escasez y precariedad económica de la que inició una recuperación en los años 60 gracias al milagro económico.

En los últimos años ha vivido un proceso de desarrollo cultural y económico que se ha reflejado en un gran progreso para la ciudad y sus habitantes, potenciando su situación geográfica. y su enclave como nudo de comunicaciones, siendo el último acontecimiento más importante que ha vivido la ciudad la organización de la Exposición Internacional de 2008 que propició el crecimiento urbanístico de Zaragoza y mostró su potencial más allá de nuestras fronteras.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *